Las condiciones de las superficies de las carreteras resultan de especial importancia para la seguridad y el confort del tráfico terrestre. Junto con socios del sector de la carretera, Fraunhofer IPM ha desarrollado un sistema de medición móvil que es capaz de detectar las irregularidades más ínfimas en la superficie del pavimento incluso a alta velocidad. Cuanto más precisos sean los datos de medición, mejor se podrán planificar las obras a realizar y más eficientes serán los medios financieros a emplear. Esta es la única manera de asegurar una infraestructura de alta calidad de manera permanente.

El láser escanea la superficie de la carretera transversalmente al movimiento de avance del vehículo de medición, para lo que utiliza un espejo poligonal giratorio. De este modo, crea 800 perfiles transversales por segundo. La distancia con respecto a la superficie de la carretera se mide un millón de veces por segundo, de manera que cada perfil consta de aproximadamente 900 puntos de medición. Los valores de medición se someten a controles de plausibilidad y se procesan con varias operaciones de filtrado con el fin de crear una representación tridimensional de la superficie de la carretera. Incluso a una velocidad de 80 km/h, el elemento de la superficie de 10 cm × 10 cm a tener en cuenta sigue presentando hasta 100 puntos de medición. Con esta elevada cantidad de puntos de medición, los valores de un área concreta de la superficie se pueden calcular sin contrarrestar la elevada precisión de medición.