Mobileye es un sistema de asistencia a la conducción cuya función principal es mejorar de la seguridad de cualquier vehículo del parque móvil actual y la del resto de usuarios de la vía. El dispositivo ayuda a los conductores en situaciones de peligro alertando de colisión frontal, atropello de peatones, salida involuntaria de carril o excesos de velocidad y permite controlar la distancia de seguridad y adecuarla a la velocidad de circulación.

Sus funcionalidades se basan en la visión artificial generada a partir de la cámara colocada en el parabrisas delantero del vehículo. La información captada se procesa por el chip EyeQ2 y se identifican los diferentes elementos de la calzada, vehículos precedentes, peatones, señales de velocidad o marcas viales, para categorizarlos en función de su riesgo potencial. El sistema, en caso de superar alguno de los umbrales relacionados con situaciones críticas, emite alertas visuales y sonoras para advertir al conductor, lo que previene de posibles colisiones y dirige hacia una conducción eficiente.

Para poder asistir a los vehículos que ya se encuentran en circulación e incrementar su seguridad, Mobileye ha diseñado un equipo Aftermarket con el mismo chip de procesamiento que integran en OEM y todas las funciones disponibles. En este caso, el sistema lo completan una unidad de visualización, Eyewatch, que muestra un icono identificador de cada situación de riesgo y un altavoz integrado por el que se emiten las diferentes alertas acústicas.